Aspace presenta la primera guía para orientar a los padres de bebés con parálisis cerebral

Noticia extraída de Fundación ONCE

(20/11/08) La Confederación Española de Federaciones y Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral y Afines (Aspace) ha presentado en Madrid el libro “Mi bebé tiene parálisis cerebral, ¿Qué hacer?”, la primera guía orientativa que se publica en España para padres que acaban de tener un bebé con esta discapacidad.

La guía se presentó durante el acto de inauguración de las Jornadas Técnicas 2008 de esta Confederación que, bajo el título “Intervención para el bienestar de las familias”, centrará sus debates y mesas redondas en la orientación a los padres y madres de niños con parálisis cerebral.

Estas Jornadas Técnicas 2008 están dirigidas a profesionales del campo de la parálisis cerebral y debatirán el papel fundamental que juega la familia en la atención multidisciplinar de su hijo y la aceptación de esta discapacidad.

Al acto de inauguración de las Jornadas Técnicas 2008 asistieron el director general de la Fundación ONCE, Luis Crespo; la presidenta de la Confederación y vicepresidenta del Comité Español de Representantes de las Personas con Discapacidad (Cermi), Maite Lasala; el director gerente de Aspace, Andrés Castelló; y el director médico de Aspace-Cáceres y autor de la Guía, José Acevedo.

Según explicó Acevedo, “esta guía se ha elaborado con un lenguaje sencillo, accesible y positivo, sumando aportaciones de profesionales y familias”.
Además, el director médico de Aspace-Cáceres insistió en que “el papel de los profesionales y el apoyo de otras familias en los primeros momentos es trascendental” pues muchos padres se sienten “totalmente perdidos y necesitan ayuda no sólo de los profesionales, sino de otras familias que han superado la misma situación”.

La Fundación ONCE e IKEA impulsan la integración sociolaboral de las personas con discapacidad.

Noticia extraída de Fundación ONCE

(20/11/08) La Fundación ONCE e IKEA han firmado en Madrid un convenio de colaboración para el impulso de proyectos, que estén encaminados a lograr la integración sociolaboral de las personas con discapacidad.

El acuerdo lo han firmado el vicepresidente 1º ejecutivo de la Fundación ONCE, Alberto Durán y de la directora general adjunta de IKEA España y Portugal, Montserrat Maresch.

“IKEA”, señaló Alberto Durán, “busca en sus clientes la diversidad, un concepto que lleva en su código genético”. En este sentido, añadió que la Fundación ONCE ha puesto a disposición de la compañía toda su colaboración con la confianza de que juntos “consigamos llegar a la excelencia”.

Durán recordó que “las personas con discapacidad estamos acostumbradas a resolver problemas  porque tenemos que hacer heróico lo que para otros es cotidiano”, situación ésta que a veces “nos hace más fuertes” y o por tanto, más capaces para desempeñar un trabajo.

Asimismo, aseguró que las personas con discapacidad  y sus familias son también consumidores con derechos, un aspecto que la política de Responsabilidad Social Corporativa de IKEA tiene en cuenta.

Por su parte, la directora general adjunta de IKEA para España y Portugal destacó que la compañía sueca pretende “crecer día a día para las personas, entre las que se incluyen los clientes, colaboradores, proveedores y grupos de interés que interactúan con nosotros”.

Para Monserrat Maresch, “comprometerse con las personas es la mejor forma de negocio, porque se necesitan personas para cumplir los sueños”, y en IKEA, “lo hacemos desde el respeto a la diversidad y a la igualdad de oportunidades porque todo el mundo tiene talento, y nuestra obligación es descubrirlo y hacerlo nuestro”.

Por último, la directora afirmó que el convenio firmado hoy es “un reto y un sueño  que con la ayuda de la Fundación ONCE, podremos conseguir”.

A través de este convenio IKEA se compromete a incorporar a su plantilla 60 personas con discapacidad en un plazo de tres años y aplicar otras medidas de integración para conseguir duplicar el porcentaje legal de integración de personas con discapacidad exigido.

Por su parte, la Fundación ONCE, a través de su consultora de recursos humanos Fundosa Social Consulting, colaborará en la formación, selección y seguimiento de los posibles candidatos.

En virtud de este convenio, IKEA se adhiere al Programa INSERTA de la Fundación ONCE, con el objetivo de impulsar la inserción laboral de personas con discapacidad en su plantilla, y en su caso, desplegar estas u otras acciones que, en el ámbito de la responsabilidad social corporativa, contribuyan a la mejora de las condiciones de vida de las personas con discapacidad.

La incorporación de personal con discapacidad a la plantilla de IKEA se materializará en términos de competitividad y en condiciones laborales de mercado.

Además, si así lo estimaran conveniente las partes firmantes, la Fundación ONCE a través de Fundosa Social Consulting, podrá acometer acciones de formación y cualificación de los candidatos con discapacidad para el desempeño de las tareas propias de los puestos de trabajo previstos. IKEA promoverá la integración laboral indirecta a través de la compra de bienes o servicios en Centros Especiales de Empleo del ámbito de la ONCE y su Fundación.

Esta acción se  enmarca en un programa más amplio de la compañía sueca, que bajo el nombre de I Love Integra, va a promover la accesibilidad total de clientes y empleados en las tiendas IKEA, así como iniciativas para fomentar la integración social de los familiares de empleados que tengan alguna discapacidad.