LA SEVILLA DESCONOCIDA. RIMAS DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

En esta nueva entrada, es de ley hablaros de una parte fascinante de la obra de Bécquer, sus rimas. Pues bien, a pesar de la obra tan maravillosa que nos dejó como legado y la importancia que hoy día tienen sus rimas y leyendas para nuestra cultura, hay que decir, que fue una obra póstuma, que cuando Bécquer falleció en 1870, no se habían publicado más que un par de rimas con poco éxito. Fue un año más tarde, en 1871 cuando sus amigos recopilaron y publicaron sus obras en dos tomos (prosa y verso). Convirtiéndose ésta en la edición que salvó del olvido la voz de Gustavo Adolfo.

Gracias a eso, hoy podemos deleitarnos con la lectura de tan gloriosa obra y enamorarnos más incluso de este peculiar “hombre de letras”. A continuación os dejo algunas de sus rimas. Espero que las disfrutéis.

RIMA IV

No digáis que, agotado su tesoro,                                                 

de asuntos falta, enmudeció la lira;
podrá no haber poetas; pero siempre
habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso
palpiten encendidas,
mientras el sol las desgarradas nubes
de fuego y oro vista,
mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías,
mientras haya en el mundo primavera,                                                                       
¡habrá poesía!

Mientras la ciencia a descubrir no alcance
las fuentes de la vida,
y en el mar o en el cielo haya un abismo
que al cálculo resista,
mientras la humanidad siempre avanzando
no sepa a dó camina,
mientras haya un misterio para el hombre,
¡habrá poesía!

Mientras se sienta que se ríe el alma,                                                                                           

sin que los labios rían;
mientras se llore, sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;
mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan,
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando
al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡habrá poesía!


RIMA XI


—Yo soy ardiente, yo soy morena,
yo soy el símbolo de la pasión, de ansia de goces mi alma está llena.
¿A mí me buscas?

—No es a ti, no.

—Mi frente es pálida, mis trenzas de oro:
puedo brindarte dichas sin fin,
yo de ternuras guardo un tesoro.
¿A mí me llamas?
—No, no es a ti.

—Yo soy un sueño, un imposible,
vano fantasma de niebla y luz;
soy incorpórea, soy intangible:
no puedo amarte.
—¡Oh ven, ven tú!

 

 

 

RIMA XVI

Si al mecer las azules campanillas
de tu balcón,
crees que suspirando pasa el viento 
murmurador,
sabe que, oculto entre las verdes hojas,
suspiro yo.

Si al resonar confuso a tus espaldas
vago rumor,
crees que por tu nombre te ha llamado
lejana voz,
sabe que, entre las sombras que te cercan,
te llamo yo.

Si se turba medroso en la alta noche
tu corazón,
al sentir en tus labios un aliento
abrasador,
sabe que, aunque invisible, al lado tuyo,
respiro yo.

 

 

RIMA XVIII

Fatigada del baile,
encendido el color, breve el aliento,
apoyada en mi brazo,
del salón se detuvo en un extremo.

Entre la leve gasa
que levantaba el palpitante seno,
una flor se mecía
en compasado y dulce movimiento.

Como en cuna de nácar
que empuja el mar y que acaricia el céfiro,
tal vez allí dormía
al soplo de sus labios entreabiertos.

¡Oh, quién así —pensaba—
dejar pudiera deslizarse el tiempo!
¡Oh, si las flores duermen,
qué dulcísimo sueño!

 

 

 

RIMA XXIII

Por una mirada, un mundo; 
por una sonrisa, un cielo;
por un beso… ¡Yo no sé
qué te diera por un beso!

 

RIMA XX

Sabe, si alguna vez tus labios rojos
quema invisible atmósfera abrasada,
que el alma que hablar puede con los ojos,
también puede besar con la mirada.

 

 

 

 

 

RIMA XXIX

Sobre la falda tenía
el libro abierto;
en mi mejilla tocaban
sus rizos negros;
no veíamos letras
ninguno creo;
mas guardábamos ambos
hondo silencio.
¿Cuánto duró?  Ni aun entonces
pude saberlo.
Sólo sé que no se oía
más que el aliento,
que apresurado escapaba
del labio seco.
Sólo sé que nos volvimos
los dos a un tiempo,
y nuestros ojos se hallaron
¡y sonó un beso!

Creación de Dante era el libro;
era su Infierno.
Cuando a él bajamos los ojos,
yo dije trémulo:
—¿Comprendes ya que un poema
cabe en un verso?
Y ella respondió encendida:
—¡Ya lo comprendo!

 

Las rimas han sido cogidas del libro de Rimas y Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer y las fotos han sido cogidas de la red relacionándolas minuciosamente con cada una de las rimas, como no queremos apropiarnos de las fotos de otras personas a continuación citamos las fuentes de donde hemos obtenido de dichas fotografías:

http://futuroambientalsostenible.blogspot.com/p/poesia-mediambiental.html

http://www.librodearena.com/blog/tueresparami/4852

http://www.guillermourbizu.com/2011/01/flaquezas-de-hombre.html

http://caminandoaeleusis.blogspot.com/

http://unaventanaparatodos.blogspot.com/2010/01/sobre-la-falda-tenia.html

Si hay algunas fotografía que pudiese dañar a la propiedad privada de su dueño, por favor, póngase en contacto con nosotros que la retiraremos inmediatamente.

Anuncios

4 comentarios to “LA SEVILLA DESCONOCIDA. RIMAS DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER”

  1. MARIA DE LA O PEREZ ORTIZ Says:

    Muchisimas gracias por estos regalos de nuestra tierra.
    Gracias a vosotros podemos recrearnos en el arte más sublime de Sevilla.

  2. jose antonio Says:

    gracias por estas maravillosas poesias y rimas
    y de esa gran leyenda que fue gustabo adolfo
    sevilla tenia que ser la que amamantara a otro genio

  3. avosetju Says:

    Hola María de la O;

    Te agradezco muchísimo tu comentario. Y es cierto, el legado de estos maravillosos personajes de nuestra tierra nos permiten deleitarnos con su espectacular obra.

    Gracias de nuevo y esperamos volver a tener comentarios tuyos.

  4. avosetju Says:

    Hola de nuevo Jose Antonio!

    Si, es cierto, tienes razón, las Rimas de Gustavo Adolfo son simplemente escepcionales. En esta entrada solo hemos puesto un breve estracto de ellas, pero recomendamos leer su obra completa, es sublime.

    Un saludo y esperamos volver a tener comentarios tuyos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: